Entusiasmante marcha a la fábrica de armas en Burgos

El sábado día 3 de Noviembre tuvo lugar la marcha a la fábrica de armas de Quintanilla Sobresierra (Burgos) organizada por la plataforma Burgos con las Personas Refugiadas y dentro de la campaña La Guerra Empieza Aquí, Parémosla aquí, en la que venimos colaborando  como JaiJagat España y que contó con la colaboración de otros colectivos como las plataformas de refugiados de Bilbao, Santander, Oviedo y Valladolid, así como Burgos con Bici, Masa Crítica, Greenpeace etc.

 

La jornada comenzó ante la subdelegación del gobierno de Burgos ante la que se exigió el fin de las autorizaciones a la exportación de armas, incumpliendo incluso la legislación nacional e internacional.

Desde ahí partió la marcha ciclista que recorrió las calles de Burgos y a continuación los 30 km hasta Quintanilla Sobresierra donde les esperaba un buen número de personas que habían llegado en coches y en autobuses. Más de 200 personas caminaron en dirección a la entrada de la fábrica EXPAL, del grupo MAXAM siguiendo la carretera por la que mensualmente circulan camiones cargados de bombas y proyectiles que, embarcados en el puerto de Santander en un buque Saudí, terminan cayendo sobre población civil en la guerra del Yemen.

Los manifestantes llegaron hasta la valla de acceso a los terrenos de la fábrica donde –como era previsible- se les impidió continuar. Se guardaron unos minutos de silencio por los miles de víctimas del Yemen y se escuchó el desgarrador sonido de la alarma de bombardeo.

Los manifestantes se concentraron a continuación en la plaza del pueblo donde, alternados con poemas contra la guerra, se sucedieron diversas intervenciones de las organizaciones que apoyaban la marcha.

En primer lugar intervino Luis Arbide de Ongi Etorri Bilbao que explicó como habían conseguido, mediante la presión social, que las bombas procedentes de Burgos no se cargaran en su puerto y como seguían colaborando en la campaña La Guerra Empieza Aquí, Parémosla Aquí. A continuación desde Pasaje Seguro Cantabria informaron de las acciones que venían realizando y cómo habían conseguido un posicionamiento del gobierno de Cantabria contra el embarque de las armas en el puerto de Santander. Asimismo denunció que en el mismo puerto se ha reforzado la valla para evitar que puedan pasar los inmigrantes.

Un representante de CGT entró a fondo al problema de los empleos en las fábricas de armamento con una postura firme y moral: “ningún empleo merece una vida”, apostando por buscar soluciones de trabajo digno y humano frente al negocio de las armas, cosa que ni la empresa ni el gobierno están siquiera planteando. En esa línea se manifestó el representante de la Campaña por la Paz y la Justicia JaiJagat 2020 que destacó la importancia de la acción noviolenta para parar este tipo de injusticias.

Especialmente aplaudida fue la intervención de Ina Robles, el bombero que se negó a colaborar en la carga de armas en el puerto de Bilbao, que acudió con su familia a la marcha y denunció la hipocresía de excusarse en los puestos de trabajo que podrían estar en riesgo cuando la verdadera razón son los intereses económicos de los grupos de poder en mantener sus negocios con Arabia Saudí.

Finalmente, dos miembros de la Plataforma Burgos con las Personas Refugiadas cerraron el acto agradeciendo la asistencia y colaboración de todos y animando a continuar la lucha contra este negocio inmoral. La jornada concluyó con una animada comida popular que sirvió para estrechar aún más los lazos entre los diversos colectivos presentes de cara a futuras acciones.

Publicado en Eventos, Noticias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *